sábado, 2 de mayo de 2015

la mejor lección que me enseño mi padre

En su momento lo creí una injusticia; pero con el paso de los años fue
la mejor lección que me enseño mi padre.
Recuerdo que vivíamos en el campo; mis padres alquilaban una pequeña chacra y mi padre trabajaba como tractorista en una estancia, mientras mi madre cuidaba los animales de nuestra parcela.
Un día llego mi padre diciendo que desalambraría los corrales de la chacra porque nos iríamos a vivir al pueblo y dejaría de alquilar la tierra; era una mañana húmeda y calurosa, había llovido y abundaban los mosquitos, pensé que ese día no me llevaría con el a trabajar (me creía aun pequeño con mis 10 años como para desalambrar) Pero no fue así…
Me llevo con el y trabaje arduamente, los mosquitos se hicieron un festín con nosotros y el calor dificultaba la tarea (aunque ya desde pequeño había realizado varias tareas en el campo; como alimentar a los cerdos, cuidar el ganado, eschalar maíz, ect) Era la primera vez que creía que mi padre había sido injusto conmigo, no estaba pasándola bien desalambrando, pero al final del día la tarea estuvo realizada.
Paso el tiempo y repensando ese momento me di cuenta que fue la mejor lección de vida que me dio mi padre; me expuso ante la realidad, me enseño que el trabajo dignifica, que hay otra manera de enseñar a una persona a no depender de dádivas y a valerse por si mismo; me dio el ejemplo de su compañía trabajando junto a mi.
El confió en mi…Poco tiempo después el falleció muy joven, pero me enseño lo que el sabia, a trabajar y ser un hombre honesto y agradecido con la vida.
Autor Néstor O Salgado